Plataforma de simulación de ciclismo de ruta: cuarta patente de la UNAB

Luego de trabajar durante año y medio, el profesor de la facultad de Ingeniería Mecatrónica, Johan Barragán Gómez, ha logrado una patente más con el sello de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), esta vez haciendo equipo con el estudiante Deiby Alejandro Triana, para crear una plataforma de ciclismo de ruta que permita que, tanto profesionales como amantes de este deporte, puedan practicarlo en un entorno controlado y seguro, pero también, con experiencias muy parecidas a las de la realidad. 

“En esta máquina se puede simular tanto la inclinación de ascenso o descenso, se puede hacer dirección, es decir, tomar curvas, no solo ir en línea recta sino girar la dirección, da la libertad también al ciclista de moverse lateralmente”, explica Barragán y añade que en la actualidad no existe una plataforma que permita hacer estas acciones y movimientos

La plataforma de simulación de ciclismo de ruta y método para la realización de un ejercicio de ciclismo de ruta simulado, nombre completo de la invención, está compuesta por dos bloques importantes. El primero es el mecánico, en el que se encuentra la parte de la estructura, el diseño, la selección de materiales, la simulación de esfuerzos, todo lo relacionado con la parte robótica que en este caso fue liderada por el profesor. En el segundo bloque se ubica el desarrollo de software, de entornos y de las interfaces 3D, con las que se pretende brindar al usuario una experiencia amena durante la ejercitación, fue allí en donde los aportes del estudiante Deiby Triana fueron valiosos.

“En la parte de control se hace integración de varias tarjetas electrónicas, algunas que son de diseño propio. Lo que se busca es que ellas sean las mediadoras entre el usuario, la plataforma y el entorno 3D, con esto nosotros garantizamos que según el usuario se vaya moviendo en el mundo 3D, la plataforma tome esos datos y los vaya replicando, de manera que él pueda ver y sentir las inclinaciones y los diferentes esfuerzos que deberían estarse aplicando en una ruta asignada para transitar”, describe el estudiante de Ingeniería Mecatrónica de la UNAB.

Según Barragán, “las ventajas de esta plataforma es que permite amplios grados de libertad y un desarrollo seguro del entrenamiento debido al sistemas de bandas elásticas que permite equilibrio en el usuario al momento de realizar la ejercitación. También se da dirección a la bicicleta a pesar de que no haya movimiento en una carretera de asfalto, pues se logra que las dos ruedas giren como normalmente se hace en una vía y se le da dirección”.

El paso a seguir es crear un emprendimiento con base tecnológica, asegura el docente, para luego pasar a la fase de comercialización, la cual requiere de recursos, una tarea difícil, según Barragán, pero vital para el desarrollo de este tipo de productos